¿Qué es la medicina antienvejecimiento?

Es aquella especialidad médica que se dedica al estudio, prevención y tratamiento de todos aquellos marcadores biológicos que se van deteriorando con la edad y, que en definitiva nos envejecen.

Definimos al Óptimo Estado de Salud (OES) como aquel estado biológico y metabólico del organismo en el cual la persona está en su máximo de rendimiento físico y psíquico. La idea es vivir dentro de éste estado «ideal» todo lo que sea posible y, si se pudiese en forma permanente mejor. Pero aún más interesante es que se puede lograr.

Trabajando para ello, en la actualidad hay más de 10.000 médicos y científicos en la American Academy of Anti-Aging medicine (A4M). Estos miembros a la vanguardia de una nueva ciencia de Medicina Antienvejecimiento están haciendo grandes esfuerzos para reducir los riesgos, incapacidad y muerte por ataques cardíacos, accidentes vasculares encefálicos, diabetes, cánceres, senilidad, artritis, fundamentalmente modificando el metabolismo del envejecimiento y revirtiéndolo hacia la juventud.

Estos científicos y profesionales están demostrando que as enfermedades de la vejez, son mayoritariamente trastornos o desórdenes de procesos metabólicos. Al reparar la fisiología de la célula que envejece, comienza a actuar y funcionar de una forma mucho más juvenil y a un nivel más saludable. En definitiva, se logra rejuvenecer y revertir el proceso de envejecimiento.

Los médicos y científicos de la A4M son los pioneros en los que refiere a tratamientos muy eficientes y nuevos medicamentos totalmente revolucionarios. Ellos son responsables del desarrollo de protocolos para la administración terapéutica de medicamentos y agentes, que tomados por supuesto en cantidades precisas y estudiadas pueden revertir total o parcialmente los biomarcadores del envejecimiento en personas incluso de entre 65 y 75 años de edad y mayores a un nivel que los rejuvenece 10, 15 o 20 años.

Muchos descubrimientos científicos y médicos en antienvejecimiento, nos permiten y nos permitirán aún más en el futuro no solamente extender la expectativa de vida sino fundamentalmente mejorar la calidad de vida en todas las etapas de la misma y, vivir la vejez en plenas facultades mentales y físicas.

Hasta el siglo 18 y 19 inclusive, la expectativa de vida en EEUU no llegaba a los 30 años. Por 1900 el americano promedio podía esperar vivir cerca de 46 años. En la actualidad, la expectativa de vida es de alrededor de los 76, y no hace mucho la Organización Mundial de la Salud anunció que el 20% de los niños que nacen en la actualidad tienen la expectativa de vivir 100 años y más, pero fundamentalmente con una vida totalmente saludable.

La nueva ciencia de Medicina Antienvejecimiento promete duplicar la vida, y poner el fin del envejecimiento tal cual lo conocemos en la actualidad.

Consideremos algunos puntos interesantes

  • Jeanne Calment de Arles en Francia, murió en agosto de 1997 a la edad de 122 años.
  • Entre 1980 y 1990 el número de centenarios en el mundo se duplicaron.
  • En la actualidad hay cerca de 70 mil centenarios en los EEUU y se espera que alrededor del 2010 serán 160 mil los centenarios, y para el 2050 se calculan que van a ser entre 1 a 4 millones.
  • Desde 1960 a 1990 la tasa de muertes por enfermedades cardíacas pasaron a ser la mitad; las muertes por accidentes vasculares encefálicos cayeron en un 62%. Casi sin darnos cuenta ha ocurrido una revolución en los cuidados médicos. En los últimos 100 años la expectativa de vida se ha incrementado en más de 60%, fundamentalmente a causa de las mejorías en la sanidad, disminución de la mortalidad infantil y, eliminación de las enfermedades infecciosas de los niños. Esta tendencia continua aumentando debido a las mejoras en el tratamiento de las enfermedades cardíacas y en el diagnóstico precoz del cáncer. Con mucha razón el Dr. David Brandling-Bennett de la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas dijo «ha habido más ganancias en la expectativa de vida en los últimos 50 años que en los 5000 años previos».
    De acuerdo al investigador líder de la Medicina Antienvejecimiento, el Dr. Caleb Finch de la Andrus Gerontology Center de la Universidad del Sur de California, no hay un límite natural de la duración de la vida. La duración de la misma varía desde pequeños hongos que viven menos de un años, a los pinos Bristlecone que viven más de 5000 años.
    Como hace notar el Dr. Finch, la francesa Jeanne Calment, mencionada anteriormente, logró un record de vida de 122 años, 4 meses y 15 días, haciendo que esta sea la ganadora en longevidad no sólo entre los seres humanos sino que entre todos los otros vertebrados.
    De acuerdo al Dr. Finch, estos diferentes ejemplos, extraídos de la naturaleza significan que no hay un límite claro de la longevidad humana, porque ellos revelan la enorme plasticidad del cronograma de senescencia durante la evolución. En otras palabras, no hay nada en nuestra biología que nos destine a morir a determinada edad.

Métodos probados de aumento de la Expectativa de Vida

American Academy of Anti-Aging Medicine (A4M)

En 1993, una docena de médicos y de investigadores del antienvejecimiento se juntaron en Chicago para discutir la posibilidad de formar una organización dedicada al principio de que el envejecimiento era una enfermedad que se podía tratar.

Así nació la American Academy of Anti-Aging Medicine (A4M). En la actualidad, existen 7000 miembros de la misma academia.

Los miembros de la A4M estamos unidos por una creencia fundamental: el cumplir años es inevitable, pero el envejecimiento no lo es. El proceso de envejecimiento puede ser enlentecido, frenado e incluso revertido. Está sucediendo en la actualidad con los animales de laboratorio y también con la gente.

Cuando hablamos de envejecimiento en los humanos, tenemos que hablar indefectiblemente de: nutrición, ejercicio, nutracéuticos, y de la modulación hormonal, que en conjunto hacen retroceder nuestro reloj biológico entre 10 y 30 años.

1. Asesoramiento Directivo para lograr un Óptimo Estado de Salud

El Óptimo Estado de Salud (OES) es un estado metabólico en el cual el cuerpo trabaja en su máximo de eficiencia, tanto física como mental.

En el OES usted disfrutará, a través de una dieta balanceada, de una función corporal óptima: excelente performance física, gran concentración mental y productividad. La fatiga y el embotamiento se reemplazan por sensaciones de energía y bienestar y, todo ello sin pasar hambre.

El tratamiento está pensado en función de optimizar el sistema hormonal autócrino, pensando fundamentalmente en estimular la formación de los «buenos» eicosanoides y minimizar los «malos». No es una nutrición basada exclusivamente en calorías sino que por sobre todo, en el mejor funcionamiento hormonal.

2. Asesoramiento Directivo + Panel Hormonal

Incluye el Asesoramiento Directivo (visto anteriormente) más el Panel Hormonal, el cual consta de exámenes de laboratorio , que son básicos para la salud de cualquier hombre o mujer.

Luego de realizados los mismos, y dependiendo de los resultados de cada paciente, se determinan los pasos a seguir para así comenzar un exitoso Programa de Medicina Antienvejecimiento.

3. Asesoramiento Directivo + Panel Completo

Incluye el Asesoramiento Directivo (visto anteriormente) más el Panel Hormonal, más otros marcadores no hormonales.

Luego de realizados los mismos, y dependiendo de los resultados de cada paciente, se determinan los pasos a seguir para así comenzar un exitoso Programa de Medicina Antienvejecimiento.

Modulación Hormonal

Las hormonas son mensajeros químicos que se fabrican en una parte del cuerpo y le dicen a las otras partes del cuerpo lo que tienen que hacer. Una vez que la hormona llega a su destino, se une a un lugar especial en la célula llamado receptor, donde estimula una actividad metabólica específica.

Las hormonas se involucran en cada aspecto de la función humana: desde el sexo y la reproducción, al crecimiento, al desarrollo, al metabolismo y al humor. Para citar un ejemplo muy conocido de una hormona, citaremos a la insulina que es producida por células endocrinas en el páncreas, en respuesta a concentraciones elevadas de glucosa en la sangre. En este caso, la insulina ayuda a regular la velocidad en la cual la célula absorberá el azúcar del torrente sanguíneo.

Insulina

Es una hormona segregada por el páncreas. Con cada comida, el páncreas libera insulina para ayudar al cuerpo a usar o a acumular el azúcar (la glucosa) obtenida de los alimentos.

El exceso de esta hormona produce:

  • Aumento del porcentaje de la grasa corporal
  • Aumento del colesterol total
  • Aumento de los malos eicosanoides
  • Accidentes vasculares encefálicos
  • Hipertensión arterial
  • Artritis
  • Cáncer
  • Depresión

Hormona de Crecimiento - hGH

Es la más abundante hormona producida por la glándula pituitaria, la cual se encuentra localizada en el centro del cerebro. Las células pituitarias también llamadas somatotrofas fabrican la hormona de crecimiento, la cual también se conoce como somatotropina. El pico de producción de hGH coincide con la fase rápida de crecimiento del adolescente; de aquí el nombre de la hormona. La producción de la misma declina con la edad.

Su déficit produce:

  • enfermedad cardiovascular prematura
  • disminución de la densidad ósea
  • obesidad central
  • disminución de la masa muscular
  • depresión
  • aumento del colesterol total
  • aumento del LDL-C («colesterol malo»)
  • aumento de los triglicéridos
  • disminución del HDL-C («colesterol bueno)
  • lenta curación de heridas
  • fatiga
  • disminución de la tolerancia al ejercicio
  • disminución de la función inmunitaria
  • disminución del grosor (dérmico y epidérmico) de la piel
  • disminuye la tolerancia a la glucosa
  • aumenta la resistencia a la insulina
  • disminución de la memoria y concentración
  • disminución de las capacidades cognitivas
  • disminución del alerta
  • disminución de la motivación.

Dehidroepiandrosterona - DHEA

Hormona segregada por la glándula suprarrenal. Ha sido llamada la «madre de todos los esteroides», por ser el más abundante del cuerpo humano y estar involucrado en la fabricación de la testosterona, estrógeno, progesterona. La DHEA disminuye de tal forma que, alrededor de los sesenta y cinco años el cuerpo sólo produce de un 10 a un 20% de lo que solía producir a los 20 años.

Su déficit produce:

  • pérdida del sueño
  • disminución de la sensación de bienestar
  • depresión
  • malhumor
  • disfunción sexual eréctil
  • disminución de la inmunidad, con propensión al desarrollo de infecciones bacterianas y virales
  • incremento del riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes
  • incremento del colesterol y los triglicéridos
  • aumento de la grasa corporal
  • aumento de la viscosidad de la sangre.

Testosterona

La andropausia es el equivalente masculino de la menopausia femenina, existe y es real aunque es un poco más sutil que la menopausia. Mientras que los niveles de estrógenos disminuyen abruptamente en las mujeres después de la menopausia, hay una disminución gradual de los andrógenos, que son las hormonas sexuales masculinas, la testosterona más concretamente, la cual comienza a declinar a fines de los cuarenta y principios de los cincuenta años. Esta hormona es segregada en los hombres por los testículos y en las mujeres la testosterona es secretada por los ovarios, las suprarrenales, la piel, la grasa corporal y el cerebro.

Su déficit produce:

  • disminución de la masa muscular y la fuerza
  • aumento del % de grasa corporal
  • disminución de la frecuencia de la función eréctil
  • disminución de la densidad ósea
  • disminución de la libido y la frecuencia de los pensamientos sexuales
  • disminución del estado de ánimo
  • disminución de la capacidad aeróbica
  • disminución de las capacidades cognitivas
  • disminución de la memoria y concentración
  • aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular
  • aumento de la posibilidad de sufrir de demencia.

Menopausia

En las mujeres, el estrógeno y la progesterona, segregadas básicamente por los ovarios, son abundantemente producidas desde la pubertad hasta la edad media, comenzando luego un descenso abrupto de sus niveles en la época de la menopausia. Es el cese definitivo de la menstruación se produce por lo general alrededor de los 45-50 años de edad, aunque puede ocurrir mucho antes o más allá de los 55 años.

El déficit de las hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona) produce:

  • calores
  • insomnio
  • irritabilidad
  • sequedad vaginal
  • disminución de la libido
  • disminución de la autoestima
  • incontinencia urinaria
  • infecciones del tracto urinario
  • tendencia al aumento de peso
  • palpitaciones
  • artralgias (dolores articulares)
  • dolores de cabeza
  • pérdida del colágeno y elasticidad de la piel: arrugas
  • aumento de las enfermedades cardiacas
  • aumento de la fragilidad de los huesos: Osteoporosis.

Cortisol

También llamada «hormona del estrés», es un esteroide producido por las glándulas suprarrenales ubicadas en la zona de los riñones. Esta hormona es liberada al cuerpo en momentos de estrés y tensión. La secreción de la misma aumenta como respuesta a cualquier situación estresante que viva la persona, ya sea física (enfermedad, trauma, cirugía, temperaturas elevadas) o psicológica.

Su aumento produce:

  • aumento de la presión sanguínea
  • problemas cardiovasculares
  • aumento del apetito y del peso
  • depresión del sistema inmune
  • fatiga
  • depresión
  • dolores de cabeza
  • artralgias (dolores articulares)
  • disminución de la masa muscular y ósea
  • disminución de la sensibilidad a la insulina
  • pérdida del manejo sexual
  • acné
  • propensión a la diabetes
  • enfermedad de Alzheimer
  • envejecimiento acelerado
  • vulnerabilidad a infecciones
  • propensión al cáncer.

Melatonina

Es producida por la glándula pineal. Es otra de las «hormonas maravilla» del antienvejecimiento que controla nuestros relojes biológicos, y puede incluso controlar el reloj del envejecimiento del cerebro. Las personas que no son seguidoras del movimiento antienvejecimiento, muchas veces la toman como sustancia que ayuda a dormir, y también para lo que se conoce como «jetlag». El «jetlag» tiene que ver con los viajes transoceánicos, en los cuales al llegar a destino los cambios horarios ocurridos son muy importantes, sufriendo las personas que realizan estos viajes síntomas como fatiga y / o desorientación.

Su deficiencia produce:

  • pérdida del sueño
  • descansar mal
  • dificultad para volver a dormir
  • alteración del equilibrio hormonal
  • problemas de cognición
  • problemas emocionales
  • disfunción del sistema inmunológico
  • propensión al cáncer
  • propensión a enfermedades cardiovasculares
  • senilidad
  • aumento del colesterol.

Los 5 Pilares Para Vivir Más y Mejor

5-1

Nutrición Anti Aging

Mantiene los niveles de insulina bajos en sangre. Entre otros aspectos novedosos y positivos, estimula la producción de hormonas naturales, los buenos eicosanoides, que resultan fundamentales para el tratamiento antienvejecimiento.

Objetivo: Maximizar los resultados de la terapia hormonal, prevenir enfermedades y estimular la función inmunitaria.

5-2

Ejercicio

Tanto el cardiovascular, el de flexibilidad como el entrenamiento de resistencia, busca aumentar la masa magra a expensas del tejido adiposo.

Objetivo: reducir la grasa corporal, aumentar la resistencia ósea, mejorar la apariencia corporal, optimizar la salud cardíaca e incrementar la expectativa de vida.

5-3

Neutralización del Distrés

El distrés predispone, vuelve crónica y acelera todo tipo de enfermedad e ineficiencia física, debilitando el sistema inmunitario, disminuyendo la vitalidad, creando problemas fisiológicos a varios órganos, sistemas del cuerpo y causando sobre-exposición a enfermedades. En definitiva acelera la pérdida de funcionalidad de nuestro organismo y, el reloj biológico interno.

Objetivo: El manejo eficiente del estrés reduce específicamente sus adversas consecuencias, amplía los años y la calidad de vida significativamente.

5-4

Suplementación Nutraceúptica

Algunas dietas sanas requieren ser complementadas con vitaminas, minerales, antioxidantes, condoprotectores articulares, anti-AGES (Advanced Glycation Endproducts) y potenciadores de la función neurológica.

Objetivo: Corregir el déficit nutricional que impacta profundamente en la salud. Numerosos estudios internacionales relacionados con la alimentación revelan una ingesta sub-óptima de diversos micronutrientes.

5-5

Optimización Hormonal

Ayuda a recuperar un estado saludable, balanceado endocrinológicamente.

Objetivo: que el organismo pueda volver a funcionar en forma óptima, como solía hacerlo en la juventud.
Sin lugar a dudas, es el aspecto más novedoso en lo que a anti aging se refiere en Uruguay, Argentina y resto del Cono Sur.

Preguntas Frecuentes

¿De qué se trata el Departamento de Medicina Antienvejecimiento de la Clínica Jakter?

La Medicina Antienvejecimiento permite a hombres y mujeres volver a gozar la vitalidad con que contaban en su juventud, manteniendo y prolongando su calidad de vida. Es medicina de avanzada y preferentemente de prevención. No se debe esperar que un problema existente se agrave para consultar a un doctor, sino que debemos adelantarnos un paso, para así asegurarnos un óptimo estado de salud.
Mediante un tratamiento basado en cuatro pilares: Nutrición, Ejercicio, Farmacéuticos y Modulación Hormonal, los pacientes obtienen notables mejoras en el estado de su piel, en su concentración , en su estado mental, en el fortalecimiento de su sistema inmune, en su masa muscular, en la perdida de peso y revitalizando su rendimiento sexual.

¿Qué es la Modulación Hormonal?

¿Cómo funciona? La Modulación Hormonal es la ciencia que permite optimizar las hormonas que ya no son producidas de forma adecuada por nuestro cuerpo.
El envejecimiento puede ser visto, desde cierto punto de vista, como la deficiencia de una o varias de las hormonas que nuestro cuerpo produjo en abundancia previamente.
El objetivo de los tratamientos con hormonas es regular las mismas para alcanzar cierto nivel, con el cual podamos revitalizar nuestro organismo, dentro de márgenes seguros, científicamente estudiados y, por lo tanto contar con un fuerte sistema inmune, un metabolismo eficiente, y la capacidad de generar masa muscular en lugar de grasas.

¿En cuánto tiempo se pueden apreciar los resultados?

Mientras el tiempo varía dependiendo de cada persona, algunos pacientes notan los resultados en días. Se pueden obtener resultados dentro de los primeros tres a seis meses, desde que se comienza el tratamiento antienvejecimiento.

Los pacientes se sienten con más fuerza, mejor estado de ánimo y humor, mejor concentración y lucidez, en definitiva «revitalizados» . Pero además cuando volvemos a realizarle al paciente los análisis, los vemos mejorados. Es decir que no es sólo una sensación subjetiva de mejoría, sino que además es totalmente objetivo a través de los exámenes.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

El paciente debe realizar el tratamiento por lo menos durante seis meses para obtener resultados notables. El cuerpo necesita de este tiempo para curarse y regenerarse. El paciente debería realizar el tratamiento tanto tiempo como quiera optimizar su calidad de vida.

¿Qué pasa si se descontinúa el programa?

El paciente ganó tiempo mientras realizó el tratamiento, pero si opta por descontinuarlo, no hay reacciones perjudiciales, no se acelerará su envejecimiento. Cuando se decide abandonar el tratamiento, el cuerpo simplemente continuará con su proceso de envejecimiento anterior y, puede retomar el tratamiento cuando quiera.

¿A qué edad se debe comenzar con el tratamiento?

No es nunca demasiado temprano y nunca es demasiado tarde para comenzar un programa antienvejecimiento.
Nuestros minuciosos exámenes de sangre, ayudan a determinar de forma exacta dónde se encuentra la deficiencia y cuál es la mejor opción para ayudarlo. Cada persona es diferente y presentará diferentes necesidades.

¿Pueden haber interacciones medicamentosas entre el tratamiento prescripto por la Clínica Jakter y otras medicaciones que el paciente esté tomando?

Generalmente no. En la Clínica Jakter su doctor será capaz de guiarlo de la mejor forma posible y estará dispuesto a trabajar conjuntamente con su médico de confianza si así usted lo desea.

¿El tratamiento de la Clínica Jakter tomará el lugar de mi médico?

De ninguna manera. Como programa para mejorar su calidad de vida, el equipo de la Clínica Jakter estará dispuesto a estar en contacto con su equipo médico de confianza. Este tratamiento recomienda al paciente que continúe con sus regulares visitas a sus médicos.

¿Cuántos medicamentos se deben tomar diariamente?

El número de medicamentos a tomar diariamente depende de las necesidades médicas, hormonales y nutricionales de cada paciente. Obviamente en el tratamiento se tendrá en cuenta la tolerancia que cada paciente tiene a la administración de medicamentos. Las hormonas y suplementos nutricionales son administrados adecuadamente y entregados en el programa personal de cada paciente.

¿Por qué la hormona de crecimiento debe ser inyectada?

La hormona de crecimiento se destruye si se toma por la vía oral. La única forma de que esta hormona sea realmente efectiva, es si la misma es inyectada.
La hormona de crecimiento utilizada en el tratamiento es idéntica a la producida naturalmente por nuestro cuerpo. Se distribuye a los órganos de la misma forma que si la misma hubiese sido segregada por la glándula pituitaria.
Suministrar la hormona de crecimiento es tan natural como suplementar con las hormonas tiroideas. El cuerpo con ello retoma un funcionamiento óptimo.

¿Qué tan segura es la hormona de crecimiento? ¿Me va a hacer "crecer"?

La hormona de crecimiento es segura si se administra en dosis fisiológicas. Entre sus funciones se encuentra la de reparar los tejidos y lograr que los mismos se vuelvan a regenerar.
Las células no se pueden regenerar, mantener, ni curar correctamente con su ausencia. Mientras que la hormona de crecimiento es usada para estimular a los niños que presentan un déficit en su crecimiento, no estimula el crecimiento en individuos adultos. Nunca se ha presentado una correlación entre las dosis fisiológicas de la hormona de crecimiento suministradas en nuestro programa, y algún tipo de problemas.

Por el contrario, la hormona de crecimiento ha mostrado ser de gran utilidad para fortalecer el sistema inmune, incrementar la agudeza mental y la concentración, previniendo el surgimiento de enfermedades usualmente asociadas con el envejecimiento.