Mucho esfuerzo se ha realizado en estudiarlo. Un resultado importante es que la percepción del zumbido por la persona no tiene relación con el nivel de molestia evocado por el zumbido: es decir una persona puede ignorar el zumbido, no se preocupa de él (a pesar de que lo percibe) y no está molesto para nada, mientras que otra persona frente a la misma característica del zumbido , está constantemente preocupada por el mismo, tiene dificultad para concentrarse en el trabajo, dormirse y disfrutar de la vida.

El zumbido no es el resultado de un proceso de enfermedad. El zumbido no es un sonido real: es la percepción real de actividad neural. Si bien muchas personas se habitúan al zumbido, otras no y, por ello es que ofrecemos aquí en Uruguay, la que para mí entender es la mejor forma de tratamiento del zumbido existente en la actualidad: La asociacion del TRT con la bioestimulacion laser del oido interno.

Existen trabajos de biología y fotobioestimulación del oído interno. Uno de los mecanismos biológicos más importantes, está basado en la activación y regeneración de una enzima terminal de la cadena respiratoria mitocondrial. Concretamente la enzima citocromo C oxidasa, ha sido señalada como la partícula responsable del control de muchos aspectos del metabolismo en diferentes clases de células irradiadas con luz.

Los últimos avances de estudio e investigación, cada vez multiplican más los conocimientos de la bioquímica por luz y se tiene cada vez más conocimiento científico que explica los procesos implicados en las curaciones.

Desde 1964, cuando se inventó el láser, ya se empezaron a realizar experiencias médicas (E. Mester, 1964) en laboratorio con cobayas. Desde 1980, diferentes científicos en la antigua URSS, y otros Países de su círculo de influencia trabajaron con la irradiación de luz para muchas aplicaciones médicas y tratamientos.

Desde la actual irradiación intravenosa de la sangre, hasta el desarrollo de la PDT (Photo-Dinamyc Therapy) en el tratamiento de melanomas cancerígenos y otras aplicaciones urológicas, en osteopatías, musculares, etc., la aplicación de la LPT (Laser Photo-Therapy) en el oído se inició en los años 1995-1999, por algunos ORLs alemanes del área oriental. Actualmente la LPT como «medicina del futuro», está regulada y promovida por muchas Organizaciones Nacionales, Europeas y Mundiales, donde se recoge y potencia la tecnología y aplicaciones médicas del láser quirúrgico y de foto-terapia en el ámbito profesional.

Después de más de 40 años, de uso de la LPT, o fototerapia láser, nunca han sido observados (ni publicados) efectos serios o catastróficos en la aplicación y tratamientos de seres humanos mediante la irradiación con luz. La baja energía fotónica de la LPT o LLLT (Low Level Ligth Therapy) que afecta a las propiedades de nuestra células, activan mecanismos de regeneración en aquellas células dañadas y no hay efectos adversos, ni interacción sobre las células y estructuras sanas.

Empezó a finales de los años 1980 por Pawel J. Jastreboff, Phd, ScD, con el asesoramiento y en asociación con Jhonathan W.P. Hazell.

El objetivo de la Terapia del Reentrenamiento del Tinnitus es que el zumbido deje de ser un pesar en la vida de la persona.

  1. No es una técnica para soportar o resignarse a vivir con el zumbido, ya que el paciente no necesita soportar ni resignarse a vivir con algo que ya no tiene que ser un pesar en la vida.
  2. El método se basa en el » Modelo Neurofisiológico de Tinnitus» de Jastreboff-Hazell.
  3. Depende de la habilidad natural del cerebro para habituarse a un ruido, para así hacerlo como parte automática del subconsciente y, no se llegue a percibir a nivel conciente.
  4. Es un método científico que se basa en un principio neurofisiológico de que el cerebro interpreta señales sensoriales en términos de contraste y no de magnitud absoluta.
  5. El tratamiento incluye una primera parte denominada asesoría directiva ( 3-4 sesiones) y también de sonoterapia para aprovechar el principio de contraste sensorial para reducir la «sonoridad» del zumbido.
  6. La meta clínica es quitar la percepción del zumbido de la conciencia del paciente, para comenzar y facilitar el proceso de habituación del zumbido. Los resultados son altamente satisfactorios. El 80% de los pacientes lo logra.